Saturday, 22 December 2007

One year later

2007, un año para olvidar, terrible, asqueroso, aunque instructivo (como un tacto rectal). Pero lo bueno de los años malos es que también se acaban, y después vienen otros nuevecitos y a estrenar...


2008, como una hoja en blanco, lleno de posibilidades... nuevas historias, nuevas situaciones, sorprendentes giros argumentales, efectos especiales, acción (y butacas con reposabrazos). Otro principio, y otro final.

Felices fiestas, damas y caballeros. Ahora empieza lo bueno :)